domingo, 27 de junio de 2010

El triángulo rosa invertido: otro símbolo de la represión nazi. Félix Tubío Pérez


1. LOS HOMOSEXULAES: OTRAS VÍCTIMAS DEL NAZISMO.
Unos 100.000 homosexuales serán detenidos por los nazis entre 1933 y 1945. De estos 50.000 serán enviados a centros de reeducación y cárceles comunes, unos 10.000- 15.000 irán para los campos de exterminio, de los cuales muy pocos se salvarán. Llevarán marcado en su ropa de prisioneros un triángulo rosa invertido.
◘ 1933: Inicio de la represión de los homosexuales con el cierre de los bares de ambiente en Alemania. Destaca el cierre del mítico local de ambiente “El Dorado”, en Berlín.
◘ 1934: creación de una división policial especializada en la persecución de los homosexuales. Se crean las “listas rosas”, en las cuales miles de gays serán fichados, detenidos y torturados para que delatasen a otros gays.
◘ 1935: legislación contra los homosexuales. En julio se reforma el artículo 175 del Código Penal, persiguiéndose las relaciones sexuales entre hombres calificándolas de actos contra natura: “El hombre que cometa actos impúdicos con otro hombre o permita que otro hombre abuse de él para cometer actos obscenos será castigado con la cárcel. Si uno de los involucrados tuviera menos de 21 años de edad al consumarse el delito y si el caso no tuviera agravantes, la Corte podría considerar e levantamiento de los cargos”. Luego los tribunales decidieron que bastaba con tener la intención o el pensamiento de mantener relaciones sexuales con otro hombre para ser delito.
Por estos “delitos” se daba una pena de seis meses y hasta diez años de cárcel, pudiéndose asimismo dar la suspensión de los derechos cívicos de los mismos.
◘ 1936: Himmler formó dentro de la Policía de Seguridad, la Oficina Central del Reich para Combatir el Aborto y la Homosexualidad. La policía tenía el poder de tener en custodia protectiva o arresto preventivo a los considerados peligrosos, y podía encadenar indefinidamente (sin juicio) a los que quisiesen. Además, los homosexuais recientemente liberados eran inmediatamente arrestados de nuevo y enviados a los campos de concentración si la policía pensaba que era probable que fueran a continuar participando en actos homosexuais.
A partir de todas estas medidas los homosexuales serán llevados a campos de exterminio, donde sufrirán las mismas torturas con los judíos, incluyéndose también abusos sexuales por los cuerpos policiales; y también muchos serán dirigidos a cárceles comunes y centros de reeducación.
Serán marcados con el triángulo rosa invertido como símbolo de enfermos, seres inferiores, a los que era necesario marginar y "tratar"/exterminar para mantener la pureza de la raza.

2. CENTROS DE REEDUCACIÓN
La creación de estos centros se vincula con la idea que se daba en la medicina, desde finales del S.XIX, de considerar la homosexualidad como una enfermedad, y la necesidad de estudiar a estos enfermos y curarlos.
Los homosexuales eran “internados” en estos centros para estudiarlos y curarlos de su “enfermedad”. Se les aplicaban terapias de electrochoques para que “volviesen a la normalidad y les gustasen las mujeres”, implantación de hormonas artificiales o animales, castraciones para evitar que se “extendiera” la homosexualidad y poder erradicarla…… Y a esto hay que sumarle los numeroso golpes a los que fueron sometidos, recluidos en celdas individuales, sometidos a vejaciones (violaciones con estacas afiladas por el ano…), etc.
► Experimentos del médico danés Carl Vaernet: fue llamado por Hitler ante el conocimiento de sus estudios para la curación de los homosexuales a través de la implantación de hormonas. Carl Vaernet llevará a cabo sus aberraciones en el campo de concentración de Buchenwald, situado en los alrededores de Weimar. Vaernet implantaba cápsulas con hormonas sintéticas preparadas por él, con aires de masculinidad, las cuales les implantaba a los homosexuais practicando una escisión en el ano y también en la parte inferior del abdomen derecho, todo para invertir la sexualidad. Asimismo se llevó la práctica de la castración, muy típica para impedir que pudiesen mantener relaciones sexuales con otros hombres y así “cortar” la homosexualidad mediante el extermino de la enfermedad. Consecuencias: miles de muertes, secuelas físicas y psíquicas, 0 curaciones.
►Testimonio de un superviviente:
*Pierre Seel ( hijo de una rica familia católica alsaciana, dedicado al comercio y la venta, será arrestado y enviado a un campo de concentración por homosexual en mayo de 1941; el campo de Schirmeck-Vorbrück, a 30 km al oeste de Estrasburgo. Superviviente de los campos):
“No había solidaridad para los prisioneros homosexuales; pertenecían a la casta más baja. Otros prisioneros, incluso cuando estaban solos, solían emplearlos de blanco.”
“[...] pero aplazo relatar lo que fue mi peor prueba, cuando, de hecho, ocurrió en las primeras semanas de estar prisionero en el campo. Contribuyó más que cualquier otra cosa a convertirme en esa sombra silenciosa y obediente. Un día los altavoces nos ordenaron ir inmediatamente al Appellplatz. Gritos y ladridos significaba que todos fuimos rápidamente. Rodeados por hombres de las SS, debíamos formar un cuadrado y esperar firmes, como hacíamos durante los recuentos de la mañana. El comandante estaba presente con todo su personal principal. Creí que nos iban a aporrear de nuevo con su fe ciega en el Reich, junto con una lista de instrucciones, insultos y amenazas — emulando las famosas verborreas de su señor, Adolf Hitler. Pero la situación era mucho peor: una ejecución. Dos hombres de las SS trajeron a un joven hasta el centro del cuadrado que formábamos. Horrorizado reconocí a Jo, mi dulce amigo de 18 años. No lo había visto anteriormente en el campo. ¿Había llegado antes o después que yo? No nos habíamos visto en los días anteriores a mi detención por la Gestapo. No me podía mover de terror. Había rezado para que consiguiese escapar de sus redadas, sus listas, sus humillaciones. Y aquí estaba, ante mis ojos impotentes, que se llenaron de lágrimas. Al contrario que en mi caso, él no había transportado cartas peligrosas, destruido posters o firmado ninguna declaración. Y sin embargo, lo habían atrapado e iba a morir. Las listas estaban realmente completas. ¿Qué había pasado? ¿De qué lo habían acusado los monstruos? Mi pena me ha hecho olvidar por completo el contenido de su sentencia de muerte. Entonces, los altavoces emitieron algún tipo de música clásica alta mientras los hombres de la SS lo desnudaban. Violentamente le pusieron un cubo de hojalata sobre la cabeza. Azuzaron feroces pastores alemanes sobre él: los perros guardianes primero le mordieron en la ingle y las pantorrillas, luego lo devoraron delante de nosotros. Sus gritos de dolor fueron ampliados y distorsionados por el cubo de hojalata en el que su cabeza permaneció atrapada. Mi cuerpo rígido se tambaleaba, mis ojos de par en par por tanto horror, lágrimas corrían por mis mejillas, rezaba fervientemente que se desmayase pronto.
Desde entonces, todavía me despierto a menudo gritando en medio de la noche. Durante más de cincuenta años esa escena se ha repetido incesantemente ante los ojos de mi mente. Nunca olvidaré el bárbaro asesinato de mi amor — ante mis ojos, ante nuestros ojos, porque había cientos de testigos [...]”

3. CRIMINALES TRAS EL NAZISMO.
No olvidemos que tras la guerra los presos gays que habían estado en los campos fueron considerados por las nuevas autoridades como “criminales”, pues la homosexualidad seguía prohibida en las dos Alemanias y, por lo tanto, quedaban exentos de recibir ninguna indemnización por los años pasados en el inferno nazi. Tampoco sus familias pudieron reclamar ninguna pensión, pues eran un grupo considerado al margen de los demás. Tan solo en la década de los sesenta y los setenta algunos hombres del triángulo rosa se atrevieron a contar sus padecimientos y dar testimonio de su sufrimiento durante décadas.
◘ 2000: el Gobierno alemán reconoce a los homosexuales como víctimas del nazismo y pide disculpas por las persecuciones y torturas sufridas por el gobierno de Hitler, dándoles indemnizaciones por lo sucedido.
◘ 2001: la ONU reconoce a los homosexuales como víctimas do nazismo, e se les establecen indemnizaciones económicas, de dinero de bancos suizos que se les habían incautado a los nazis.
◘ 1973: la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) elimina la homosexualidad del “Manual de Diagnóstico de Trastornos Mentales” (DSM), condenando así toda la legislación en contra de los homosexuales.
◘ 1990: la Organización Mundial de la Salud (OMS) retira la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales.
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario